Cáncer de Pene

A nivel mundial, las tasas de incidencia de cáncer de pene varían de bajas a inexistentes. Se encuentran diferencias claras al comparar países industrializados con países emergentes y en desarrollo.​

Cáncer de Pene

La fimosis parece ser un factor de riesgo crucial en la formación de cáncer de pene. Además, se encontró que las enfermedades inflamatorias crónicas del pene están asociadas con un mayor riesgo. Los factores de riesgo importantes para cánceres malignos incluyen hábitos sociales, culturales, prácticas higiénicas y religiosas. Los factores de riesgo importantes son la higiene inadecuada del prepucio, la fimosis, la infección por el virus del papiloma humano (VPH), la promiscuidad sexual, el tabaquismo, las infecciones genitales y un nivel socioeconómico y educativo bajo.

Detección y Tratamiento

drwillianferrer.com

El cáncer de pene comienza como una ampolla en el prepucio, el glande o el tronco del pene. Puede convertirse en una neoplasia similar a una verruga que supura sangre o líquido de olor desagradable.

La cirugía es el tratamiento más común para todas las etapas del cáncer de pene. Otras opciones son la radioterapia y la quimioterapia.

El cáncer de pene pertenece a un grupo de neoplasias relativamente raras. Representa, en promedio, 0,5-1% de todos los tumores en hombres en todo el mundo y se presenta predominantemente en personas mayores (> 65 años). Se observa una incidencia más alta en las partes menos desarrolladas del mundo, particularmente en América del Sur, el sudeste de Asia y algunas áreas de África. 

El tratamiento del tumor primario depende de la extensión de la enfermedad e incluye tratamiento tópico, tratamiento fotodinámico, crioablación, fotocoagulación con láser, tratamiento quirúrgico conservador, especialmente circuncisión e incluso tratamiento radical que consiste en la amputación del pene con uretrostomía perineal. Una parte importante del tratamiento de esta neoplasia es el tratamiento quirúrgico de las metástasis en los ganglios linfáticos inguinales. Existen las modalidades de tratamiento no quirúrgico, en particular la radioterapia (externa y braquiterapia) y la terapia sistémica (quimioterapia y terapia biológica).

Se deben considerar medidas preventivas en relación con la rareza de la enfermedad, especialmente en la valoración de la circuncisión durante la primera infancia. El examen clínico regular del pene es una medida sensible de detección temprana. El cáncer de pene es una enfermedad en la que se forman células cancerígenas en los tejidos del pene. La infección con el virus del papiloma humano (VPH) puede aumentar el riesgo de tener cáncer de pene. El uso de preservativos y la vacuna del VPH pueden prevenir la infección con el virus.

Carcinoma Escamoso del Pene

drwillianferrer.com