Curvatura Peneana

Curvatura Peneana

La curvatura peneana congénita (CPC) es una afección rara, con una incidencia notificada de < 1% , aunque algunos estudios han informado tasas de prevalencia más altas de 4-10 %. La curvatura congénita del pene resulta del desarrollo desproporcionado de la túnica albugínea de los cuerpos cavernosos y no está asociada con malformación uretral. En la mayoría de los casos, la curvatura es ventral, pero también puede ser lateral y, más raramente.

Evaluación diagnóstica
Tomar un historial médico y sexual suele ser suficiente para establecer un diagnóstico de curvatura peneana. Los pacientes generalmente se presentan después de alcanzar la pubertad, ya que la curvatura se vuelve más evidente con las erecciones, y las curvaturas más severas pueden dificultar o imposibilitar las relaciones sexuales. El examen físico durante la erección (alternativamente fotográfico o preferiblemente después de una inyección intracavernosa de fármacos vasoactivos) es importante para documentar la curvatura y excluir otras patologías.

Manejo de enfermedad
El tratamiento definitivo para este trastorno sigue siendo quirúrgico y puede posponerse hasta después de la pubertad, aunque una encuesta ha sugerido que los hombres con probable curvatura ventral del pene sin tratar informan más insatisfacción con la apariencia del pene, mayor dificultad con las relaciones sexuales y problemas psicológicos; por lo tanto, apoya la corrección quirúrgica de curvatura peneana en la infancia. 

Enfermedad de Peyronie
Los datos epidemiológicos sobre la enfermedad de Peyronie son limitados. Se han publicado tasas de prevalencia de 0,4-20,3 %, con una prevalencia más alta en pacientes con disfunción eréctil y diabetes. La enfermedad de Peyronie a menudo ocurre en hombres mayores con una edad típica de inicio de 50 a 60 años. Sin embargo, también ocurre en hombres más jóvenes (< 40 años), pero con menor prevalencia que en hombres mayores.

Etiología
La etiología de la enfermedad de peyronie es desconocida. Sin embargo, la lesión microvascular repetitiva o el traumatismo de la túnica albugínea sigue siendo la hipótesis más aceptada para explicar la etiología. La cicatrización anormal de heridas conduce a la remodelación del tejido conectivo en una placa fibrótica. La formación de placa en el pene puede resultar en una curvatura que, si es severa, puede afectar las relaciones sexuales con penetración. 

Factores de riesgo
Las comorbilidades asociadas y los factores de riesgo más comúnmente informados son diabetes, hipertensión, dislipidemias, cardiopatía isquémica, enfermedades autoinmunes, disfunción eréctil, tabaquismo, consumo excesivo de alcohol. La contractura de Dupuytren es más común en pacientes con enfermedad de peyronie que afecta al 8,3-39 % de los paciente

Manejo de enfermedad
TRATAMIENTO CONSERVADOR
El tratamiento conservador de la enfermedad de peyronie se enfoca principalmente en pacientes en la etapa temprana de la enfermedad como un tratamiento complementario para aliviar el dolor y prevenir la progresión de la enfermedad o si el paciente rechaza otras opciones de tratamiento durante la fase activa. Se han sugerido varias opciones, incluida la farmacoterapia oral, la terapia de inyección intralesional, la terapia de ondas de choque y otros tratamientos tópicos.

La inyección de agentes farmacológicamente activos directamente en las placas del pene representa otra opción de tratamiento. Permite una entrega localizada de un agente particular que proporciona concentraciones más altas del fármaco dentro de la placa.

En nuestro consultorio de hospital de clínicas caracas realizamos la administración de Colagenasa de Clostridium histolyticum como tratamiento terapéutico. La colagenasa de Clostridium histolyticum es una enzima bacteriana cromatográficamente purificada que ataca selectivamente al colágeno, que se sabe que es el componente principal de la placa en la enfermedad de peyronie. La inyección intralesional de Colagenasa se ha utilizado en el tratamiento de la enfermedad de peyronie desde 1985. Dicho producto Debe ser administrado por un profesional de la salud que tenga experiencia y esté debidamente capacitado en la administración del tratamiento con Colagenasa de Clostridium histolyticum para la enfermedad de peyr