Priapismo

El priapismo es una erección prolongada del pene. La erección persistente continúa horas después o no es causada por la estimulación sexual.

Priapismo

El priapismo es la erección anormal, prolongada y dolorosa del pene, no relacionada con el deseo sexual. Es una emergencia urológica, y la intervención temprana brinda la mejor oportunidad para la recuperación funcional.

Tratamiento

Si tienes una erección que dura más de cuatro horas, necesitas atención de emergencia. El médico de la sala de emergencias determinará si tienes priapismo isquémico o no isquémico. Esto es necesario porque el tratamiento para cada uno es diferente, y el tratamiento para el priapismo isquémico debe realizarse lo más pronto posible. Si tienes erecciones recurrentes, persistentes y dolorosas que se resuelven por sí solas, consulta al médico. Es posible que necesites tratamiento para prevenir futuros episodios. Normalmente, una erección ocurre en respuesta a la estimulación física o psicológica. Esta estimulación hace que ciertos músculos lisos se relajen, aumentando el flujo sanguíneo a los tejidos esponjosos del pene. En consecuencia, el pene lleno de sangre se vuelve erecto. Después de que termina la estimulación, la sangre fluye y el pene vuelve a su estado no rígido (flácido). El priapismo ocurre cuando alguna parte de este sistema —la sangre, los vasos sanguíneos, los músculos lisos o los nervios— cambia el flujo sanguíneo normal y persiste la erección. La causa de fondo del priapismo a menudo no se puede determinar, pero varias afecciones pueden tener incidencia.

Los trastornos relacionados con la sangre podrían contribuir con el priapismo, frecuentemente con el priapismo isquémico, cuando la sangre no puede fluir fuera del pene. Estos trastornos comprenden:

  • Anemia de células falciformes
  • Leucemia
  • Otras discrasias hematológicas, como la talasemia, el mieloma múltiple y otras

El diagnóstico más frecuente asociado con los niños es la anemia de células falciformes.

Medicamentos con Receta El priapismo, por lo general el priapismo isquémico, es un posible efecto secundario de varios medicamentos, entre ellos:

  • Medicamentos que se inyectan directamente en el pene para tratar la disfunción eréctil, como alprostadil, papaverina, fentolamina y otros
  • Antidepresivos, como fluoxetina (Prozac), bupropión (Wellbutrin) y sertralina
  • Alfabloqueadores, incluidos prazosina, terazosina, doxazosina y tamsulosina
  • Medicamentos utilizados para tratar la ansiedad o los trastornos psicóticos, como hidroxicina, risperidona (Risperdal), olanzapina (Zyprexa), litio, clozapina, clorpromazina y tioridazina
  • Anticoagulantes, como warfarina (Coumadin) y heparina
  • Hormonas, como la testosterona o la hormona liberadora de gonadotropina
  • Medicamentos utilizados para tratar el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), como la atomoxetina (Strattera)

El abuso de alcohol, marihuana, cocaína y otras drogas ilícitas puede causar priapismo, especialmente priapismo isquémico.

Lesiones Una causa frecuente del priapismo no isquémico, una erección persistente causada por excesivo flujo de sangre al pene, es un traumatismo o lesión en el pene, la pelvis o el perineo, la región entre la base del pene y el ano.

Otras causas del priapismo pueden ser:

  • La picadura de una araña, de un escorpión u otras infecciones tóxicas
  • Los trastornos metabólicos, como la gota o amiloidosis
  • Los trastornos neurógenos, como una lesión en la médula espinal o sífilis
  • Tipos de cáncer que afectan al pene

El priapismo isquémico puede provocar complicaciones graves. La sangre atrapada en el pene no recibe oxígeno. Cuando una erección dura tanto tiempo, la sangre con poco oxígeno comienza a dañar o destruir los tejidos del pene. Por lo tanto, el priapismo no tratado puede provocar disfunción eréctil.

Si tienes priapismo recurrente o interrumpido, el médico podría recomendar las siguientes medidas para evitar episodios futuros:

  • Tratamiento de una afección no diagnosticada, como anemia drepanocítica, que puede provocar priapismo
  • Uso de fenilefrina oral o inyectable
  • Medicamentos inhibidores de hormonas, solo para hombres adultos

Uso de medicamentos orales para tratar la disfunción eréctil