Vejiga Hiperactiva

Contracciones que crean la necesidad urgente de orinar y se produce cuando los músculos de la vejiga comienzan a contraerse involuntariamente aunque el volumen de orina almacenado en la vejiga sea bajo.

Vejiga Hiperactiva

La enfermedad de la vejiga hiperactiva suele manifestarse principalmente en las mujeres, aunque también puede ocurrir en los hombres. La edad avanzada, el agrandamiento de la próstata y la diabetes son factores de riesgo. La necesidad de orinar puede resultar difícil de controlar, por lo que se produce una pérdida involuntaria de orina (incontinencia). Puede ser vergonzoso o limitar las actividades físicas. Tratamientos como los ejercicios de los músculos del suelo pélvico, los medicamentos y la estimulación de los nervios pueden reducir o eliminar los síntomas.

Síntomas

Si tienes una necesidad anormal de orinar, el médico verificará que no tengas una infección urinaria ni sangre en la orina. También es posible que el médico desee asegurarse de que estés vaciando completamente la vejiga cuando orinas. Además, el médico intentará buscar indicios que permitan identificar factores que contribuyen a tu problema. Tu cita probablemente conste de lo siguiente:

drwillianferrer.com
  • Antecedentes médicos
  • Examen físico, que puede incluir un examen rectal y un examen pélvico para las mujeres
  • Análisis de una muestra de orina para detectar infecciones, rastros de sangre u otras anomalías
  • Examen neurológico específico en el cual se pueden identificar problemas sensitivos o reflejos anormales

Pruebas para evaluar la función de la vejiga

El médico puede ordenar pruebas para evaluar el funcionamiento de la vejiga y la capacidad para vaciarse completamente sin interrupciones (estudios urodinámicos). Por lo general, es necesario que te remitan a un especialista para poder realizar estas pruebas pero podrían no ser necesarias para hacer un diagnóstico o comenzar el tratamiento. Los estudios urodinámicos incluyen:

  • Medición de la orina que queda en la vejiga. Es importante que te realices esta prueba si se sospecha que la vejiga no se vacía completamente al orinar. La orina que queda en la vejiga (orina residual posterior a la micción) puede causar síntomas idénticos a los de la vejiga hiperactiva.

    Para medir la orina residual posterior a la micción, el médico puede solicitarte una ecografía de la vejiga. La ecografía traduce las ondas de sonido en una imagen que muestra cuánta orina queda en la vejiga después de orinar. En algunos casos, se pasa un tubo delgado (catéter) a través de la uretra hasta la vejiga para drenar la orina remanente y luego medirla.

  • Medición del flujo de orina. Para medir el volumen y la velocidad de la micción, es posible que se te pida que orines en un dispositivo (uroflujómetro). Un uroflujómetro capta y mide la orina, y convierte los datos en un gráfico de los cambios en el flujo de orina.
  • Análisis de la presión en la vejiga. La cistometría es una prueba que mide la presión en la vejiga y en la región circundante mientras se llena la vejiga. Durante esta prueba, el médico utiliza un tubo delgado (catéter) para llenar lentamente la vejiga con agua tibia. Otro catéter con un sensor que mide la presión se coloca en el recto, o en la vagina en el caso de las mujeres. El sensor indica cuánta presión debe ejercer la vejiga para vaciarse completamente.

    Este procedimiento permite identificar si los músculos se contraen involuntariamente o si la vejiga es rígida y no puede contener la orina cuando se la somete a poca presión.

El médico analizará contigo los resultados de cualquier prueba realizada y te sugerirá una estrategia de tratamiento.